Que es Uro-Ginecologia?
Un uro-ginecologo es un médico que previamente ha completado un entrenamiento
de 4 años en ginecologia y obstetricia, seguido de una sub-especializacion
de tres años en el campo de la uro-ginecologia.

Los uro-ginecologos pueden obtener una certificación específica para esta subespecialidad. Tanto el Dr. Charbel Salamon como la Dr. Ricardo Caraballo están
doblemente certificados por el American Board of Obstetrics & Gynecology (ABOG) en Uroginecologia.

El Dr. Ricardo Caraballo creció en Puerto Rico y por consecuencia, habla español fluidamente. En nuestra oficina tenemos personal (enfermeras, asistentes, secretarias)
que también hablan español.

Qué tipo de condiciones médicas tratan los Uro-Ginecologos?
Los uro-ginecologos se dedican exclusivamente a tratar disfunciones del piso pélvico. Esto incluye entre otras cosas:

  • Prolapso del piso pélvico: vejiga/matriz caída, cistocele/rectocele
  • Incontinencia urinaria: perdida de orina
  • Vejiga hiperactiva
  • Frecuencia o urgencia urinaria
  • Infecciones de orina recurrentes (cistitis)
  • Miccion incompleta (dificultad para vaciar la vejiga)
  • Nocturia
  • Cistitis intersticial
  • Síndrome de dolor en la vejiga
  • Incontinencia fecal

A quien debemos de acudir para que nos ayude con este problema?
Es esencial buscar a un especialista que se dedique mayoritaria y casi exclusivamente a tratar este tipo de condiciones. Un uro-ginecologo es un médico que ha recibido años adicionales de entrenamiento para tratar en exclusiva disfunciones del piso pélvico

Que es la incontinencia urinaria?

  • Es cualquier pérdida involuntaria de orina que supone un problema social o higiénico. Afecta a millones de mujeres y es muy prevalente entre las mujeres latinas.
  • Se presenta tanto en personas sanas como asociada a diferentes enfermedades, y puede ser consecuencia de diversas causas.
  • Debemos entender que la incontinencia urinaria NO es una consecuencia "normal" del proceso de envejecimiento. Sí que es algo muy común según nos hacemos mayores, lo cual no quiere decir que no debamos acudir al médico y buscar ayuda.
  • La incontinencia urinaria no es una enfermedad que ponga en peligro la vida del paciente, pero deteriora significativamente la calidad de vida de quien la padece.

Cuáles son los principales tipos de incontinencia?
Los tipos más comunes son:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo
    Es la pérdida involuntaria de orina asociada a actividades que provocan un aumento de la presión abdominal (como por ejemplo toser, reír, correr o levantar objetos pesados).
  • Incontinencia urinaria de urgencia 
    es la pérdida involuntaria de orina acompañada o inmediatamente precedida de “urgencia.” Entendemos por “urgencia” la percepción por el paciente de un deseo miccional súbito e intenso, difícil de demorar y con miedo al escape. Este tipo va ligado al síndrome de vejiga hiperactiva que es un conjunto de caracterizado por urgencia miccional, con o sin incontinencia, habitualmente asociado a frecuencia urinaria elevada

Que causa la incontinencia urinaria?
La incontinencia urinaria de esfuerzo ocurre debido a problemas relacionados con la uretra. Una uretra “hipermóvil”, en la que los elementos de sostén de la uretra están debilitados o dañados (lo que ocasiona, al producirse el esfuerzo, un descenso del cuello vesical y de la uretra desde su posición anatómica normal).

La incontinencia de urgencia ocurre debido a una disfunción de la vejiga. Las diversas causas provocan contracciones involuntarias o “espasmos del musculo de la pared vesical que ocasionan la perdida involuntaria de la orina. Esta disfuncion se puede deber a problemas de origen neurológico, o de origen vesical.

Que opciones de tratamiento hay?
Depende de cual tipo de incontinencia tiene el paciente.

  • Los cambios en la dieta ayudan a mejorar la vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria de urgencia. Evitar la cafeína, el alcohol, los jugos ácidos, comidas picantes son algunos ejemplos.
  • La rehabilitación del piso pélvico o ejercicios de Kegel ayudan a reforzar el soporte de la uretra y disminuir la incontinencia urinaria de esfuerzo pero al mismo tiempo también ayudan a “relajar” el musculo de la pared vesical y disminuir las contracciones involuntarias o “espasmos” de la vejiga, disminuyendo por lo tanto la incontinencia de urgencia.
  • Medicamentos que ayudan a relajar el musculo de la pared vesical y evitar los síntomas dela vejiga hiperactiva y la incontinencia urinaria de urgencia.
  • Las cirugías para la incontinencia urinaria son mínimamente invasivas, la mayoría se pueden realizar bajo sedación y anestesia local, no requieren hospitalización y la recuperación es extremadamente rápida, pudiendo regresar al trabajo en solamente unos días.
  • Otras terapias como la colocación de un neuroestimulador en las raíces sacras es una alternativa que ofrecen buenos resultados en pacientes seleccionados.
  • Otro tratamiento es la inyección de toxina botulínica dentro del musculo de la pared vesical mediante un cistoscopio. Este procedimiento se realiza en la oficina en menos de 15 minutos bajo anestesia local.

Que es el prolapso pelvico?
El piso pélvico es un grupo de músculos y otros tejidos que forman una especie de cabestrillo o hamaca a través de la pelvis. En la mujer, es el encargado de mantener el útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos en su lugar para que puedan funcionar adecuadamente.

El piso pélvico puede debilitarse o lastimarse. Las causas principales son el embarazo y el parto. Otras causas pueden ser la obesidad, estreñimiento crónico, genética (muchas veces hay factores hereditarios), tratamientos con radiación, cirugía y envejecimiento.

Cuáles son los síntomas del prolapso pelvico?
Los síntomas más comunes son:

  • Sensación de pesadez, hinchazón, tirón o presion en la vagina que se agrava al final del día o al hacer esfuerzos
  • Ver o sentir un "bulto" o "algo que sale" de la vagina
  • Dificultad para comenzar a orinar o vaciar la vejiga por completo
  • Infecciones del tracto urinario frecuentes
  • Pérdida de orina al reírse, toser o hacer ejercicio
  • Necesidad urgente o frecuente de orinar
  • Pérdidas de materia fecal o dificultad para controlar los gases
  • Dificultad para defecar
  • Dificultad para llegar al baño a tiempo

Como se trata la disfunción del piso pélvico?
Para casos leves, las medidas para fortalecer los músculos del piso pélvico pueden ser suficientes para limitar los síntomas del prolapso. Los ejercicios conocidos como ejercicios de Kegel son una excelente forma de fortalecer su apoyo pélvico.

Un médico puede colocar en la parte superior de su vagina un dispositivo de material gomoso en forma de anillo llamado pesario. Los pesarios pueden ayudar a elevar el útero y la vejiga y a impedir que desciendan y se apoyen sobre la vagina. Éstos se quitan para poder lavarlos periódicamente.

Un útero o vejiga con prolapso puede necesitar de una cirugía correctiva, que se puede realizar a través de la vagina o el abdomen. El procedimiento elegido depende de la edad de la mujer, la gravedad de los síntomas, la historia clínica, el deseo de futura fertilidad y de poder mantener relaciones sexuales. Los objetivos son recuperar la anatomía normal, aliviar los síntomas, recuperar la función normal intestinal y de la vejiga y recuperar la capacidad de mantener relaciones sexuales.